Pilates para adelgazar

Pilates para adelgazar, ¿realidad o mito?

Existen muchos mitos acerca del método Pilates. Uno de los más extendidos es que es un método que se utiliza para adelgazar. Te recomendamos que leas este artículo antes de empezar.

Lo que debes saber si practicas Pilates para adelgazar

Si bien el método Pilates tienen un sinfín de beneficios, comenzar a practicar este deporte con el único objetivo de adelgazar es un error. El Pilates te ayudará a moldear tu cuerpo, a tonificarlo, pero no perderás una parte importante de tu grasa corporal. A pesar de que con la práctica del Pilates no pierdas esos kilos que deseas, te será de gran ayuda en múltiples sentidos.

Con la práctica del método Pilates aprenderás a mantener una buena postura y a realizar movimientos correctamente. Aunque parezca algo sin importancia a priori, influye mucho más de lo que creemos en cómo nos vemos en el espejo. Los ejercicios cardiovasculares son un buen aliado para perder peso. Pero, es muy importante acompañarlos con entrenamiento de fuerza. Seguramente conocerás gente que después de realizar meses de entrenamientos cardiovasculares no terminan de tonificarse. Pues bien, con el método Pilates podrás trabajar la fuerza y tonificar esas zonas más difíciles.

Otro dato importante a tener en cuenta es que el método Pilates activa tu circulación. Este suele ser otro de los problemas habituales entre las personas que se plantean adelgazar, tienen problemas de circulación que dan lugar a retención de líquidos o a la aparición de celulitis.

Por supuesto, todo esto debe ir acompañado de una dieta saludable. Como ya sabemos, la dieta y nuestros hábitos alimenticios juegan un papel muy importante si hablamos de peso.

En definitiva, si tienes el objetivo claro de adelgazar, practicar Pilates es el complemento perfecto para tu entrenamiento porque te ayudará a fortalecer tu musculatura lo cual supone un cuerpo más tonificado y una figura más esbelta. Al mismo tiempo, mejorarás tu flexibilidad y tu sistema circulatorio.

STOTT Pilates

Qué es STOTT PILATES y por qué incluirlo en tus servicios

El método STOTT PILATES aumenta su fama en España, pero, ¿qué es STOTT PILATES. Se trata de una técnica cuyo objetivo principal es fortalecer el CORE, mejorar el equilibrio y mejorar la flexibilidad.

Esta técnica fue desarrollada por Lindsay y Moira Merrithew y al contrario que el Pilates, STOTT PILATES es una marca registrada por Merrithew.

Antes de comenzar con el desarrollo del artículo es interesante conocer qué es STOTT PILATES supone una evolución del propio método Pilates. Mientras los más puristas del método Pilates realizan todos los movimientos de la misma manera que propuso Joseph Pilates a principios del siglo XX. Moira y Linsday proponen mejorarlo a través del método STOTT PILATES.

¿Qué es STOTT PILATES? ¿Qué diferencias hay con Pilates?

Como hemos comentado anteriormente, el método STOTT PILATES tiene beneficios parecidos al Pilates, pero ¿en qué se diferencian?

La diferencia básica entre Pilates y STOTT PILATES es que este último realiza los ejercicios y movimientos manteniendo la curvatura natural de la columna vertebral. Además, tienen otras diferencias como sus principios básicos. En el caso del STOTT PILATES los principios básicos aplicados al desarrollo de la actividad son:

  • Respiración
  • Colocación pélvica
  • Colocación de la caja torácica
  • Movimiento escapular
  • Colocación de cabeza y columna

¿Por qué incluir el STOTT PILATES en tus servicios?

Para comprender por qué incluir STOTT PILATES en tus servicios contaremos una historia sobre su origen. Su creadora inicial fue Moira Stott (actualmente Moira Merrithew). En sus inicios como bailarina sufrió una lesión de cuello. Para recuperarse de esta lesión recurrió al método Pilates en el estudio de Romana Kryzanowska, discípula directa de Joseph Pilates.

Después de un tiempo descubrió que el método Pilates original no se ajustaba a las necesidades de su lesión. Además, pensó que el método Pilates no se ajustaba a los principios modernos de alineación postural y que la secuencia de ejercicios debería ser más flexible. En base a estas y otras ideas, desarrolló un método Pilates modernizado al cual denominó STOTT PILATES.

En definitiva, apostar por el método de STOTT PILATES para tu centro te ayudará a adaptarte en mayor medida a las necesidades de cada persona. Para ayudarte en este aspecto puedes contar también con el equipamiento Merrithew.

Como empresa propietaria de STOTT PILATES, Merrithew ha creado equipamiento acorde a este innovador método. Tanto las máquinas como el material ligero se adaptan al cuerpo de cada persona evitando que sean las personas las que deban adaptarse a las máquinas, es decir, otra de sus iniciativas ha sido la creación de un equipamiento que se adapte a las personas.

Si te decides a ello, te recomendamos consultar los calendarios de formación STOTT PILATES que ofrecen nuestros compañeros de AKROSTUDIO en multitud de ciudades de España y Portugal.

Pilates y rehabilitación

Pilates y rehabilitación, ¿qué necesitas saber?

Muchas personas comienzan a practicar Pilates tras sufrir una lesión. Con ello descubren una forma de hacer deporte que además de ayudarles a recuperarse de esa lesión, le proporciona múltiples ventajas a su organismo. Si quieres saber cuáles son los beneficios de practicar Pilates puedes leer este artículo. Hoy hablaremos más en profundidad del papel que juega el Pilates en la rehabilitación de una lesión.

La principal ventaja que ofrece la práctica del Pilates de cara a la rehabilitación concierne al ámbito mental y emocional. Y es que se trata de una actividad que ayuda a ganar autoconciencia sobre tu propio cuerpo. El Pilates y la rehabilitación están muy ligados. Tras una lesión, tu musculatura está dañada y con la práctica del método Pilates podrás desarrollar tus músculos tanto internos como externos.

Objetivos del Pilates y rehabilitación 

Los movimientos que realizas con Pilates fortalecen y tonifican los músculos de una forma suave. Esto implica que, ajustando estos ejercicios, el método Pilates también ayuda en procesos de rehabilitación. Cada vez es más habitual la incorporación de la práctica de Pilates para aliviar una lesión crónica. O incluso después de una intervención. La supervisión de un especialista es clave porque tendrá que analizar los movimientos convenientes que has de realizar si estás en alguno de estos casos. Siendo el objetivo principal no solo restaurar los músculos a su estado original, sino mejorarlos: fortalecerlos y tonificarlos.

¿Cómo es el proceso de rehabilitación en Pilates?

Romana Kryzanowska fue una de las alumnas de Joseph Pilates en su estudio de Nueva York. Romana era bailarina profesional y tras sufrir una lesión le recomendaron acudir al estudio de Joseph. Éste convencido de su método le dijo que el Pilates la curaría y si no notaba mejoría después de 5 clases, le devolvería el dinero. A las tres clases, Romana quedó maravillada de la rápida recuperación. Lo que más le impresionaba, tal y como narra el libro de su alumna, Mari Winsor, es que el trabajo muscular comenzaba en zonas lejanas al lugar donde tenía la lesión, y es ahí cuando descubrió la clave del método Pilates y la base del proceso de rehabilitación: la circulación.

De este modo, practicando el método Pilates durante procesos de rehabilitación lo que hacemos es ejercitar músculos que no son el de la lesión. De esta forma activamos nuestro organismo y sistema circulatorio. Al mismo tiempo, aprendemos a tomar consciencia de nuestro propio cuerpo y corregimos errores posturales que ayudan a la recuperación. Poco a poco, avanza el proceso de rehabilitación con Pilates acercándose a la zona lesionada, hasta que finalmente la lesión o bien desaparece o se mitigan sus efectos si se trata de algo crónico.