Postura correcta en la oficina. Stott Pilates.

Tips para mantener una postura correcta en la oficina

Uno de los objetivos del Pilates es la corrección postural. Cuando realizas movimientos de Pilates o alguna de sus variantes modernizadas como el Stott Pilates, se pretende no solo de que hagas cada ejercicio técnicamente bien. También se busca esa consciencia de nuestro propio cuerpo y de cómo una correcta postura puede beneficiarte en otros aspectos. Con el fin de ser conscientes de ello, hoy dedicamos un artículo a explicar algunos tips para mantener una postura correcta en la oficina.

5 consejos para conseguir una postura correcta en la oficina

Mantén tus vértebras colocadas sin tensiones

Para ello tienes que estar erguido como si quisieras asomarte por encima del ordenador. Cuidado, porque no se trata de tener la espalda tensada, debes sentir ligereza en tu cabeza, como si esta tirara delicadamente del resto de tu cuerpo.

Libera tus hombros

Para ello, mantén posados tus antebrazos mientras tecleas. De esta manera estarás liberando tus hombros, pero cuidado, no curves tu espalda ni inclines la cabeza hacia delante, ya que esto provocará lesiones.

Adapta tu postura

Lo más probable es que no puedas adaptar la mesa de trabajo a tu postura correcta en la oficina. Pero, lo que sí puedes hacer es adaptar tu teclado o portátil y silla. Presta atención a la altura de la silla y a la distancia que tienes el teclado o portátil. Tus pies deben tocar el suelo, no los dejes colgando porque terminará por causar dolores en tu cadera, para ello la altura de la silla debe ser la adecuada, tampoco es conveniente que la altura sea muy baja, debes encontrar tu término medio. Procura tener la espalda con su curvatura natural y sobre todo, no inclinarte hacia delante. Uno de los errores más habituales es que inclines tu cuerpo hacia delante con ello tus vértebras terminarán doloridas.

Apoya la palma de tu mano sobre el ratón

Parece algo obvio, pero a veces no lo es tanto. El ratón tiene esa forma a propósito para dejar reposar tu mano sobre él. ¡Hazlo! No dejes la mano levitando sobre el ratón porque estarás tensando tu hombro. Además, si reposas tu mano sobre el ratón, haz lo propio con el antebrazo sobre la mesa, de esta manera tendrás relajado el hombro en tu jornada.

Muévete cada hora

Tener durante 8 horas la misma postura, acarreará consecuencias a largo plazo, sobre todo si no mantienes la postura adecuada. Además de seguir los tips que te ofrecemos para mantener una postura correcta en la oficina, procura levantarte cada hora. ¿Conoces los `standing desk´? Están llegando a España y suponen las últimas tendencias en mobiliario de oficina para contribuir a la mejora de la higiene postural de los trabajadores. Este tipo de mobiliario permite trabajar de pie, con lo cual puedes dar un respiro a tus músculos y cambiar de postura cada cierto tiempo.

¿Qué te han parecido nuestros tips para mantener una postura correcta en la oficina?

Cómo tiene que ser una buena clase de Pilates

¿Cómo tiene que ser una buena clase de Pilates?

Todo buen instructor que se precie alguna vez se plantea qué cosas podría mejorar de sus clases de Pilates. Hoy vamos a dar algunas pinceladas sobre cómo tendría que ser una buena clase de Pilates. Entendemos preocupa a bastantes docentes dentro del sector.

Puntos clave para dar una buena clase de Pilates

El primer punto imprescindible es llevar una clase bien preparada, perfectamente estructurada y planificada. Esto aumentará las posibilidades de que tu clase sea mucho más productiva para tus alumnos. Asimismo, si planificas y estructuras las clases de manera ordenada serás capaz de prever las dificultades con las que pueden encontrarse tus alumnos.

Materia para Pilates

Otro de los factores que has de tener en cuenta para que tu clase de Pilates sea óptima es saber del material y el espacio que dispones. Te recomendamos que dicho material sea profesional y garantice el buen desarrollo de cada movimiento. Si buscas material para Pilates te recomendamos que visites nuestra sección de productos de Pilates. También es conveniente saber que las expectativas que tengas en tu clase vendrán determinadas, entre otros factores, por el material del que dispones y la calidad del mismo.

Formación y experiencia

La formación y experiencia que tengas, obviamente influirán notablemente en el desarrollo de la clase y en la efectividad de la misma. Recuerda que estar actualizado y mantenerse al día en cuanto a formación es algo imprescindible. Para ello te recomendamos los numerosos cursos que ofrece AKROSTUDIO. En este sentido, muchos se plantearán que para tener experiencia es necesario que te den una oportunidad. Pero, recuerda que estar formado sobre Pilates y sus variantes modernizadas contribuirá a que te den esa oportunidad que buscas. Debes concebir estos cursos como una inversión en tu carrera profesional.

Recuerda que una clase de Pilates no es mejor por exigir mucho a sus alumnos. Debes ser consciente del esfuerzo que están realizando los participantes de tu clase de Pilates y saber valorarlo adecuadamente. Además, es conveniente tener en cuenta que los ejercicios que realices deben repetirse a lo largo de tus clases y poco a poco ir incorporando nuevos movimientos. De este modo, aprovecharás más el tiempo de la clase. Piénsalo de esta forma: si decides incorporar nuevos movimientos en cada clase, pasarás más tiempo explicando que tus alumnos ejecutando esos movimientos… Por tanto, la opción más conveniente es que incorporar ejercicios nuevos poco a poco.

Otra de las consideraciones que es importante tener en cuenta en términos de exigencia es que los descansos mentales también son necesarios. Recuerda que el Pilates es una práctica que requiere de mucha concentración para su correcta ejecución.

¿Qué otros factores consideras que definen una buena clase de Pilates?

Mitos del pilates

5 mitos del Pilates que debes conocer

En la mayoría de disciplinas deportivas existen una serie de mitos que con el paso del tiempo han parecido convertirse en ciertos, pero la realidad es muy distinta. Este es el caso del Pilates. Hoy dedicamos un artículo a hablar sobre estos mitos del Pilates que deberías conocer.

Lo cierto es que se trata de una práctica que continúa en aumento en nuestro país. Es lógico hasta cierto punto que, conforme aumenta su popularidad, la gente saque sus propias conclusiones sobre este método y se formen ideas equivocadas.

Mitos del Pilates

  1. El primer mito del Pilates es que se trata de una práctica deportiva sólo apta para mujeres. Si escuchas a alguien decir esto, es que no ha practicado Pilates nunca. Se trata de una actividad deportiva que supone exigencias en cuanto a flexibilidad, concentración y fuerza entre otras.
  2. Como ya te hemos comentado en otro de nuestros artículos, el Pilates para adelgazar es otro de los mitos que deben puntualizarse. Si quieres descubrir más sobre esto échale un ojo a nuestro artículo.
  3. Muchas personas que se deciden a empezar a practicar Pilates tras sufrir alguna lesión, para recuperarse. De hecho, muchos especialistas recomiendan incluir en el proceso de rehabilitación la práctica de Pilates. Por tanto, otro de los mitos que queremos desmontar es que no se puede practicar Pilates si se tiene una lesión.
  4. Por supuesto, otro de los mitos del Pilates es que se trata de una actividad para personas mayores. Su público es tan amplio como puedas imaginar. Tiene múltiples beneficios para niños, embarazadas y, por supuesto, para la población general.
  5. Por último, otro de los mitos del Pilates bastante difundido es que se trata de una actividad enfocada a la relajación o meditación. Si bien parte de la clase estará dedicada a adquirir esa consciencia del momento, el Pilates tiene por fin adquirir consciencia del propio cuerpo, ejercitándolo y conectándolo con la mente, pero ello no significa que se trate de una actividad con un fin de relajación.

Estos son solo 5 de los muchos mitos que existen sobre el Pilates, ¿conoces alguno más? Déjanoslo en los comentarios.